IPB

BIENVENIDO, Invitado ( Identifícate | Registrase )

 
Reply to this topicStart new topic
> MACIAS Y SU ODIO AL PUEBLO NDOWE, Macias aprovechó la ocasión para su venganza
fernando el afri...
mensaje May 9 2013, 10:55 AM
Publicado: #1


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 1057
Desde: 28-August 03
De: Barcelona/Madrid
Usuario No.: 12



FRANCISCO MACÍAS NGUEMA Y LOS NDOWE


Releyendo el libro histórico La Urdimbre de José Luis Jones, no he podido por menos de copiar la primera parte de su obra, en la que plasma el odio que acumulaba Macías contra todo y contra todos, entre ellos el pueblo ndowe.

La palabra ndowe según mi admirado amigo Augusto Iyanga Pendi, proviene de we (nosotros) y ndo(cogidos/s) , o sea quiere decir cogidos nosotros , de otra forma unidos unos a otros para ayudarnos y luchar en la vida.

El polifacético Enenge A' Bodjedi dice que los ndowe vinieron del valle del Nilo, que incluye los actuales países africanos conocidos como Egipto, Sudán, Etiopía. Kemet, que significa << Tierra de los Negros>>, es el verdadero nombre de Egipto. En castellano y en inglés existen diferentes formas de la palabra Kemet. En castellano tenemos la palabra quemar, en el sentido de ennegrecer. En inglés, la ciencia de la química (chemistry) se basa en el quemado de substancias hasta que estas se vuelven negras.

Cuando los traficantes de esclavos musulmanes, comenzaron a invadir los reinos cristianos nubios, con el poderío de su caballería, empujaron a los ndowe hacia el sur a lo largo del Nilo Blanco y el Nilo Azul, luego fueron empujados hacía la zona del lago Victoria, aquí se ubica la leyenda de algunos pueblos africanos, de un gran árbol que les impedía el paso, cuando en realidad es que han llegado a la selva.

Es posible que la caballería musulmana fuera frenada en parte por lo que ellos suponían yu-yu (vudú) lo que es lo mismo, hechicería de las tribus negras, pero que pudiera ser la tripanosomiasis o afición de la mosca tsé-tsé por los caballos, ya que esa zona estaría llena de aguas estancadas donde la mosca ova con tranquilidad. Por otra parte en la tierra de los pigmeos la caballería no tenía posibilidad de triunfar.

Podríamos contar muchos detalles de los ndowe, ya que su historia es apasionante, para confirmar su origen diremos que en alguno de sus clásicos juramentos aparece la reina de Saba, para que no haya duda la nombran Sabanyangwe, traducido << reina Saba madre>>.

Aunque hay datos que parece llegaron mucho antes, como fecha de afirmación de su llegada al Atlántico, se dice que en el siglo XVII, ya que estaban asentados en la zona playera, empujados por la gran masa fang en movimiento ( etón, muele, yaundés, bulos, muai, notumos, okak, mokuk, aseba, mekei, etc. )

Su asentamiento hizo que los traficantes de esclavos y comerciantes en general tuvieran contactos con aquellas etnias muy desarrolladas en el trato con tantas culturas y pueblos que habían cruzado para llegar a aquel lugar. Es posible que al principio tuvieran que luchar para no ser capturados prisioneros, pero los traficantes de esclavos, precisaban intermediarios que compraran su humana mercancía y la tuvieran en depósito en sus cárceles hasta la llegada de algún navío preparado para transportarlos a los territorios americanos. El sistema consistía en fomentar las luchas entre poblados y etnias, y quién ganaba vendía los prisioneros como esclavos a los ndowe, intermediarios de los muchos traficantes europeos que recorrían la costa.

Todo ello hizo posible que las relaciones entre fang y ndowe, siempre tuvieran fricciones y cierto resentimiento y afán de venganza.

Dice José Luis Jones en su libro La Urdimbre:

El 17 de diciembre de 1969, Francisco Macías Nguema ha determinado oficializar la pena de muerte en Guinea Ecuatorial. Están prendidos con alfileres los pactos personales que tuvo que suscribir para alzarse como Primer Presidente Constitucional del nuevo Estado el 12 de octubre de 1.968.

Para entonces, apenas dos meses más del año de su mandato y al amparo de un supuesto golpe de estado el 5 de marzo, ya habían suspendido la Constitución, decretado el estado de emergencia, abolidos los partidos políticos, roto las relaciones con la potencia colonizadora, evacuando a los españoles y fulminando a sus oponentes políticos que habían competido con él en la lucha electoral, a pesar de que alguno como Atanasio Ndongo a quién culpó de encabezar el "putsch" asumiera serias responsabilidades en su gobierno al ostentar la cartera de Exteriores y que otro Bonifacio Ondó Edú, presidente del Gobierno Autonómico y extraditado a la vecina Gabón, fuera apaleado sin mayores contemplaciones.

Después de tan ínfima pequeñez y en un momento que se da un respiro, Macías se percata de que en el Estado Guineano la única institución que sobrevive es su persona. Y en un silogismo perogrullesco se dice " si la única institución que sobrevive en el Estado Guineano es mi persona, el Estado Guineano es mi persona, y por tanto debo preservar a mi persona para que el Estado sobreviva.

Piensa que los partidos políticos se constituyeron para luchar por la independencia, ahora que ya se han ido los españoles y son independientes, no tienen razón de existir, pero hay algo que le ronda por la cabeza. Está claro que el pertenece al partido dominante. Nacionalismo implica conciencia nacional. Pero la suya no es coincidente con la del pueblo ndowe, otra etnia del territorio continental. Pone en marcha su memoria fotográfica y recuerda los relatos que por tradición oral ha recibido de su generación anterior, que a su vez los había recibido de generaciones anteriores,. Rememora que durante la marcha Bantú, desde el sur de la selva congolesa, los primeros en establecerse sobre el litoral atlántico durante los siglo XII y XIII fueron un grupo de tribus clasificado con el nombre genérico de Ndowe o playeros. Su habla es el Kombe y lo componen dos etnias, los Boumba,. Que se situaron al sur del continente y que comprende los Benga, Bapuku y Mbiko. Al norte quedaron localizados los Bongwe, que se incluyen a los Balenge, Baseke. Bomudi, Buiko, Asonga y Kombe.

En los primeros contactos con Europa y Río Muni los Benga juegan un papel privilegiado. Llegaron a continuación de los Bujeba y Balenge, ya en el siglo XII procediendo por muy poco a los fang, con los que habían tenido contactos poco amistosos en la gran marcha de ambos en la región del Ubangi, vía Camerún y se establecieron definitivamente en la zona del Cabo San Juan , Corisco y el cabo Esterias en Gabón.

La llegada de los europeos en el siglo XV a esas costas, en una Europa que del feudalismo pasaba al dinámico comercio y descubrimiento de nuevos mundos, cambia todo.

Los portugueses fueron los primeros que tocaron costas de Río Muni y establecieron factorías comerciales. Sus interlocutores fueron especialmente los Benga, a quienes utilizaron de enlaces para vender las mercancías de sus factorías al interior del país, donde se habían establecido los fang. Estos últimos sufrieron las malas artes de los comerciantes. La sal era sustituida por la fina arena de las playas corisqueñas, tejidos de mala calidad, armas defectuosas, bebidas y tabacos, a cambio ellos obtenían el marfil, el oro, diamantes y otras materias. Esos engaños conllevan una franca hostilidad entre ambas etnias. Así se generan continuas guerras que diezman la población.

Será después del siglo XVII, cuando del tráfico de especies se pasa al tráfico humano. Se trata de cazar al otro para no ser cazado. Cada día las colonias americanas precisan mayor mano de obra, África será el almacén y la fábrica de ese material.

Las factorías comerciales se transforman en mercados de esclavos. En las costas de Río Muni, están los portugueses instalados, a ellos se suman, franceses, holandeses, pero precisan acuerdos y almacenes seguros donde guardar los esclavos, ahí vienen los acuerdos con los jefes de tribu ndowe, a quienes facilitan armas y mercancía como pago de los esclavos que compran en los poblados del litoral, eso hace que muchas tribus huyan hacia el interior y en la isla de Fernando Poo, ubiquen los poblados en la montaña, lejos de la costa.

Macías recuerda las historias que le han contado en su niñez, eso le hace despertar de su letargo, con el hallazgo de las víctimas que necesita para oficializar la pena de muerte. La etnia elegida es el pueblo ndowe.

Tampoco le quedan muchas opciones, en la fulminante represesión que siguió al 5 de marzo se le ha ido la mano al eliminar a Bonifacio Ondo Edú, a Atanasio Ndongo, y a los seguidores de ambos, que como él, son del pueblo fang. Ello provoca que sea contestado desde dentro de su tribu, aunque él se ha encargado de presentarlos como traidores. Conviene desviar el castigo hacia otros de momento para no asustar a los de su tribu, habrá tiempo para ello.

Casualmente, hay un suceso que va a facilitar sus planes. Un miembro de la familia Ndowe, llamado Mocache es expulsado por dedicarse a las prácticas del "mokuku" de la comunidad costera que habita. En definitiva es un envenenador oficial al que por generación le ha correspondido heredar tan noble oficio de sus ancestros. El es una víctima de la tradición popular. Conoce la composición del fulminante veneno cuya fórmula le ha sido transmitida como a todos los "elegidos", Los suyos conocen que él conoce, y a él acuden para adquirir la poderosa farmacopea cuando precisan acabar con un supuesto enemigo.

Pero no es por este título oficial por el que va a recaer en Mocache el honor de ser el primer ejecutado en la República de Guinea Ecuatorial.

Al cumplimiento de su destierro por veredicto popular y atravesando el río Campo se encuentra con una anciana mujer a la que descuartiza con su machete al parecer porque le echó en cara sin innoble oficio.

De un asesinato alevoso, Francisco Macias va a escenificar una macabra reivindicación histórica para desagraviar al pueblo "fang" de la secular ofensa infligida por el pueblo ndowe.

Antes de designar la composición del tribunal que ha de ver la causa, ya ha encargado a la carpintería de Bolado, un español que optó por quedarse, las horcas para la ejecución, y señalado la Plaza del Reloj de Bata como lugar para el ajusticiamiento.

El día 16 de diciembre un avión de LAGE, Líneas Aéreas de Guinea Ecuatorial, traslada al tribunal desde Santa Isabel, capital de la nación, hasta Bata, capital de Río Muni. Lo preside el único miembro fang inscrito en el Colegio de Abogados, Salvador Nsi Ntutumu Bindang, Luis Maho Sicacha y Manolo Morgades son los vocales, y al igual que el fiscal Tomás King y yo mismo (lo relata José Luis Jones) que me es designada la defensa, somos naturales de la Guinea Insular.

Del aeropuerto se nos conduce a Palacio, donde Francisco Macías Nguema nos recibe, y me es dado contemplar la fruición con que ha urdido la trama. Exhorta al fiscal a actuar con dureza. Explica hasta sus más nimios detalles cuál ha de ser nuestra posición en el entarimado, la ubicación de los agentes de seguridad, el lugar donde se ha situado el patíbulo y la zona que ocupará el público. Porque eso sí, al día siguiente todo Río Muni debe concentrarse en la Plaza del Reloj. Ya desde la víspera han estado llegando autobuses transportando a la población del interior. Los colegiales irán temprano, como asignatura obligatoria, a contemplar la entronización de lo macabro conducidos por sus maestros.


No veo el sumario, ¿Para que lo quieres?, contesta el recién nombrado Director General de Justicia, Norberto Nbué Michá. Resuelvo aguardar a la exposición del fiscal. Si excelencia, sus deseos de dureza son órdenes para mí.

Tardo en conciliar el sueño. Unos monótonos martillazos motivan esa tardanza. Los operarios del señor Bolado están ultimando el tenebroso encargo,. Y la vivienda que me fue asignada está próxima al taller de carpintería.

El día 17 amanece radiante y soleado. No es de extrañar porque estamos en época de seca. La temporada calurosa del año. Un vehiculo nos recoge desde el punto de partida, el Juzgado de Instrucción, y nos traslada al lugar asignado por el Tribunal: un entarimado instalado a toda prisa en un lateral de la Plaza. Miro el enorme reloj encajado en una breve torre que da nombre a la plaza. Marca las diez y media. Observo el inmenso gentío arracimado en un radio de acción de dos kilómetros y me estremezco al ver dos horcas sobre el grotesco patíbulo. Sobre otro entarimado cuatro almas en pena que resultan ser los procesados.

Mi rostro denota perplejidad y con tono hosco se me musita que son los hermanos Mocache.

El interrogatorio transcurre totalmente al margen del asesinato de la anciana. Un hermano acusa al otro de promover los envenenamientos con el polvo de "mokuku" y el otro acusa al siguiente de darle míseras cantidades por los homicidios perpetrados.

Tras la petición fiscal de pena de muerte para dos de los procesados, ante el griterío entusiasmado de la concurrencia-crucifícalo, crucifícalo- el presidente del tribunal retirándome la palabra en medio de mi improvisado informe, sentencia la pena de muerte para Mocache y su hermano. Los otros dos hermanos a los que se imponen penas menores son los encargados de auparlos hasta las sogas que van a poner fin a sus vidas. No hay opción para apelaciones, revisión de causa, o indultos. La soga está echada. Cuando alzo mi vista nuevamente hasta la torre, el reloj señala las once de la mañana y todo ha concluido.

Desde esa día la Plaza del Reloj es conocida con el nombre de la Plaza Mocache y Francisco Macías ha obtenido otro título, " Un lider para un pueblo".



Fernando García Gimeno

Barcelona a 7 mayo 2013
Go to the top of the page
 
+Quote Post

Reply to this topicStart new topic
1 usuario(s) está(n) leyendo este tema (1 invitado(s) y 0 usuario(s) anónimo(s))
0 usuarios(s) registrado(s):

 



Versión Lo-Fi Fecha y Hora Actual: 18th November 2018 - 05:06 AM