IPB

BIENVENIDO, Invitado ( Identifícate | Registrase )

3 Páginas V  < 1 2 3 >  
Reply to this topicStart new topic
> Excursión al Pico de Santa Isabel
fernando el afri...
mensaje Jan 30 2010, 01:48 PM
Publicado: #16


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 1056
Desde: 28-August 03
De: Barcelona/Madrid
Usuario No.: 12



.... continuación

Sigue la expedición al Pico de Santa Isabel de 1862 pero que el autor( Vizconde de San Javier) inicia equivocadamente el escrito con fecha de 1861.--

El gobernador general Gándara debía acompañarnos, pero habiendo tenido noticias la víspera de la próxima llegada de la escuadra inglesa y norte-americana, no tuvo más remedio que quedarse para recibir a los comodoros, con harto sentimiento suyo y nuestro. Nos facilitó cuantos auxilios necesitábamos, dándonos encerados de parque para formar nuestras tiendas, y 64 negros krumanes que debían conducir los víveres y utensilios. El comandante Noeli y yo teníamos una preciosa tienda de campaña impermeable, que servía tambien de cámara-oscura para revelar fotografías que debíamos sacar de los principales sitios y paisajes que viéramos, y nos parecieran notables por medio del colodion seco.
A pesar de lo lluvioso que ameneció el día, nuestro ánimo no decayó en lo más mínimo y a las tres y media de la tarde, formados los krumanes en la galería alta del cuartel, y despues de haberles repartido la carga, una blusa de bayeta y una manta a cada uno, se puso en marcha la expedición.
Todo el pueblo de Santa Isabel salió a despedirnos hasta el río Consul: era un espectáculo sumamente curioso ver la larga fila de negros krumanes con las cargas en la cabeza y un machete en la mano; nosotros, armandos de escopetas, llevábamos en la mano el gran palo bubi, sin el cual no se puede caminar por el bosque. Mi negro Tiberio estaba encargado de la cocina, yl el gran Getma, capitán de los krumanes, de que ninguno arrojara la carga ni se ocultara en el bosque.

El capitán Corsini y el teniente Estrada marcharon en cabeza: el teniente de navío Aguilar, el teniente Pedro Rodriguez y mister Wilson en el centro, y el comandante Noeli y yo cerrábamos la marcha; el capitán de ingenieros don Luis Tejero no pudo salir con nosotros, pero debía alcanzarnos al día siguiente.
Al llegar al río Consul nos despedimos del general Gándara- Buen viaje, nos dijo el general; mucho sentimiento tengo no acompañar a ustedes; cuanto necesiten pueden pedir, que yo lo mandaré.
- Mil gracias mi general; diariamente mandaré a usted un parte por medio de un kruman, dándole cuenta detallada de nuestra expedición, y la señal de haber llegado al pico, será una inmensa hoguera por la noche, y la bandera española que izaremos en la cúspide en el momento que lleguemos.
- En marcha dijo Corsini; y la expedición se puso en movimiento. Despues de haber vadeado los ríos San Nicolás y Campillos, llegamos a las siete y media de la tarde al pueblo de Banapá, donde los misioneros Jesuitas, tienen establecida una de sus casas misiones, y donde el comandante Noeli había edificado una preciosa casa de campo, que a la vuelta a España vino a ser propiedad mía. Entre la casa misión y la del comandante, nos distribuimos para pasar la noche. La lluvia había cesado. Se improvisó una magnífica cena. El rey de Banapá con dos de sus mujeres vino a visitarnos. Le ofrecimos cenara con nosotros, pero no quiso aceptar más que un vaso de vino de Jérez: sus mujeres se contentaron con un vaso de aguardiente cada una.

- A donde vais tanta gente? nos dijo el rey.
_ Vamos a subir al pico que se vé desde aquí.
_- ¿ Al pico? dijo asombrado, no se puede subir; no hay árboles, no hay hierbas, no tendreis agua, tendreis frio.
- ¿ Has subido tú? le preguntamos.
- Yo no, pero el cocoroco (rey) de Pula suele cazar en la falda del pequeño pico, y me ha dicho que no hay caza, ni leña, ni agua y mucho frio.
- Pues nosotros verás cómo venceremos esdtas dificultades, le dije; y en los más alto, plantamos la bandera española, y por la noche iluminaremos el pico con una granm hoguera.
- Prometo, dijo el rey, si lograis vuestra empresa, encender una hoguera en contestación a la vuestra.
Me pidió tabaco, otro vaso de vino, sus mujeres bebieron otro de aguardiente y se retiró a su choza.

... continuará

Fernando el Africano


P.D. Es la única expedición que inicia la marcha por Banapá, aparte que yendo por esa camino no se cruza el río Consul que va mucho más hacia la costa Este, el río que pueden haber cruzado el el río Sampaka.
Go to the top of the page
 
+Quote Post
rosen
mensaje Jan 31 2010, 07:18 PM
Publicado: #17


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 942
Desde: 3-April 05
De: Santander
Usuario No.: 354



Fernando, hay más gente que te lee de la que tú te crees. Lo que pasa es que a lo mejor no te dicen nada porque andamos con prisas. Gracias por molestarte en escribirlo para nuestro deleite. clapping.gif

Manoli, muy interesante el relato de tu hermano (D.Paco) . Que te siga mandando más. good.gif
Go to the top of the page
 
+Quote Post
fernando el afri...
mensaje Feb 1 2010, 12:46 PM
Publicado: #18


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 1056
Desde: 28-August 03
De: Barcelona/Madrid
Usuario No.: 12



.....continuación

Expedición al pico de Santa Isabel de 1862 del Vizconde de San Javier y el comandante Teodosio Noeli
________________________________________________________________________________
____

Armamos nuestros cois y hamacas y descansamos hasta el día siguiente a las cinco de la mañana que se tocó diana. Despues de haber comido su rancho de arroz los krumanes, sobre las seis y media de la mañana, se puso la expedición en marcha, llegando a Basilé, donde encontramos en la plaza toda la población armada y en estado de agitación y de alarma que nos pareció de mal agüero.


Me adelanté y pregunté al rey por qué aquel aparato de guerra cuando sabía que éramos amigos. Me dijo el rey que su tribu estaba alarmada .por ver el gran número de extranjeros en sus dominios.

- Nuestro objeto, es hacer una asecensión a lo más encumbrado de la montaña, y de ninguna manera llevamos intención de causarte la más pequeña vejación.

Mis palabras y algunos tragos de ron de las cantimploras que todos llevábamos colgada, le tranquilizaron, pero no por eso dejaron las armas de la mano.

Muchos trabajos vais a pasar, pues el camino es muy penoso y ya no encontrareis más pueblos, y os faltarán cosas de comer.

- No pases cuidado por nosotros, le contesté; llevamos víveres y todo lo necesario para ocho días.

- - Pero no llevais agua, nos dijo el rey, y hace mucho calor.

Esta insistencias sobre el agua de los reyes de Banapá y Basilé, hizo que acordáramos no formar nuestros campamentos sino en sitio donde pudiéramos encontrar agua en suficente abundancia para surtir las necesidades de la expedición.

Seguimos la marcha subiendo siempre en dirección sur, y pasando interminables bosques de caobos y cedros, llegados a las diez y media a una pequeña explanada orilla de un riachuelo de agua cristalina y fresca, donde dispusimos nuestro frugal almuerzo. Precisamente en el sitio donde hicimos alto, mandó construir dos meses despues el general Gándara un gran barracón donde estuvieran alojados los presidiarios que el gobierno mandó a la isla procedente de la sublevación republicana de Loja e Hinajar, cuya mayor parte pereció a causa de las calenturas del país y fiebre amarilla, antes de que les llegara el indulto.

Emprendimos despues la marcha, habiéndose visto los krumanes, que a la cabeza marchaban de exploradores, con el capitán Corsino, abrir en algunos parajes caminos con sus machetes, tan compacto e impenetrable; creíamos ahogarnos, y el camino tortuoso y resbaladizo. A la una, una tronada espantosa acompañada de fuertisima lluvia, puso el camino intransitable y nos caló hasta los huesos. Los impermeables de que íbamos provistos, no nos servían de nada. Continuamente resbalábamos y caíamos. Por fin, a las cuatro de la tarde, agobiados y rendidos, llegamos a una pequeña explanada, donde nos pusimos a hacer nuestro campamento. Con gran dificultad armamos tres grandes chozas compuestos de palos y encerados de parque. En una se colocaron las provisiones y equipajes; en la otra las camas de los expedicionarios, y al lado plantamos Noeli y yo nuestra tienda. Los krumanes habían formado la suya tambien de encerados de parque. Nuestros trajes estababn calados, y solo pensamos en secarlos; dentro de la tienda mayor, y despues de mil dificultades, se pudo por fin encencer una hoguera, cuando noté que faltaba uno de nuestros compañeros.
- ¿Donde está Estrada? preguntó el comandante Noeli.
- Debe estar fuera de la tienda, dijo el teniente Rodriguez.
- Pues yo no lo he visto llegar aquí, añadió el capitán Corsini.

Se le buscó por todas partes, se preguntó a los krumanes, pro nadie sabía de él. Aquel momento fué para ¡todos nosotros, momento de ansiedad y disgusto. ¿ Se habría perdido? ¿ Le habría sucedido alguna desgracia?. Esta era la pregunta que mutuamente nos hacíamos todos.

... cotinuará...

Fernando el Africano
Go to the top of the page
 
+Quote Post
fernando el afri...
mensaje Feb 2 2010, 02:03 PM
Publicado: #19


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 1056
Desde: 28-August 03
De: Barcelona/Madrid
Usuario No.: 12



Expedición al Pico de Santa Isabel de 1862
__________________________________
...continuación

Por fin, el teniente Rodriguez, a pesar de su cansancio, salió con seis krumanes a recorrer el camino que habíamos andado. La lluvia no había cesado ni un momento siquiera. Dos horas despues oimos el cuerno de caza de Rodriguez que nos anunciaba su regreso; le contestamos con los nuestros, pues cada uno además de nuestras armas íbamos provistos de un cuerno de caza y de un frasco de ron o brandi. Al poco tiempò vimos entrar en el campamento al teniente Estrada en hombros de cuatro krumanes tendido sobre un col.

Todos le rodeamos, y despues de darle a beber agua y brandi y sentarle al lado de la hoguera, le preguntamos que le había sucedido.

- Agobiado por el cansancio y la lluvia, nos dijo, me sentí de pronto acometido por un vértigo o bahido, y sin fuerzas para continuar me senté, mejor dicho, me dejé caer bajo un inmenso cedro. Los bahidos me acometían sin cesar, mi vista se desvanecia, quise gritar y no pude; las fuerzas me faltaron y quedé como aletargado; cuanto tiempo ha durado mi letargo, no lo puedo decir, he vuelto en mi y me he encontrado al lado de mi amigo y compañero el teniente Rodriguiez.

- Le he encontrado, dijo Rodriguez, completamente desmayado como a media legua de aquí, y gracias a los ladridos del perrito que siempre le acompaña, he podido descubrirlo tendido bajo un cedro. Unas gotas de brandi y unas fricciones, le han hecho volver en si, y colocado en el coi lo he traido hasta aquí.

- ¿ Como no llamó V. en su auxilio? dijo Noeli.
- Desde el momento que me vi acometido del bahido y que caí al suelo, me vi privado de la vista y de la voz, así es que me fué imposible llamar en mi socorro.

El calor de la hoguera y una buena comida reanimó por completo, y le puso en disposición de poder seguir la marcha con nosotros al día siguiente.

La noche fué tranquila y dormimos bastante bien a pesar del cansancio. A las cinco de la mañana estaban plegadas las tiendas, y emprendimos nuestra marcha, pasando por sitios deliciosos y bajando y subiendo pequeños montes, pudiendo muy bien decir que nuestra planta era la primera que hollaba aquellos bosques vírgenes. Los krumanes que habrían la marcha tenían cuidado de ir haciendo señales en los árboles que pudieran servirnos de guias para nuestra vuelta, y al mismo tiempo de señales para el capìtán Tejero, que debía reunirse a nosotros aquel día. LLegamos por fin sobre las cuatro de la tarde a un magnífico bosque de cedros y de helechos arbóreos, donde plantamos nuestras tiendas. El Getma, capitán de los krumanes, nos vino a avisar que el agua que se encontraba más próxima apenas era potable. El comandante Noeli y mister Wilson, se brindaron a buscar en los alrededores agua potable, y acompañados de ocho krumanes con barricas, salieron regresando al cabo de poco tiempo con la agradable noticia de haber enciontrado a un cuarto de legua del campamento, un magnífico riachuelo de agua cristalina ty pura. Mientras tanto, el teniendo Estrada completamente repuesto, Rodriguez y yo, cogimos las escopetas y fuimos a ver si cazábamos algo. Tres palomas azules y una cutia fué el producto de nuestra cacería,. Yo tiré a una ardilla de grandes dimensiones que trepaba por una palmera, pero cual no sería mi asombro al ver desprenderse del árbol después de haber tirado y venir revoloteando sobre mi cabeza, era una polaluca, ardilla voladora, especie muy común en la costa de África, pero que yo por primera vez veia.
El perro de Estrada se apoderó de ella y la trajo a mis piés. Su forma es como la de una ardilla comun, solo que a ls patas delanteras vienen unidas unas membranas parecidas a las del murciélago en forma de alas, su piel es más oscura que la de una ardilla de Europa y más fina y sedosa, su carne blanca y esquisita, sobre todo con arroz. Los krumanes por su parte, no habían perdido el tiempo tampoco; habían matado a machetazos una culebra, y cuatro puercoespines, cuya carne les gusta con pasión. La culebra divida en trozos y los puercos-espines formaron el regalo del rancho. .

..continuará...

Fernando el Africano
Go to the top of the page
 
+Quote Post
rosen
mensaje Feb 3 2010, 12:14 AM
Publicado: #20


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 942
Desde: 3-April 05
De: Santander
Usuario No.: 354



Qué son cois? sad.gif
Go to the top of the page
 
+Quote Post
fernando el afri...
mensaje Feb 3 2010, 09:13 AM
Publicado: #21


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 1056
Desde: 28-August 03
De: Barcelona/Madrid
Usuario No.: 12



Querida Rosen:

Aunque yo copio el texto, tal cual estaba escrito y en la enciclopedia que tengo no aparece coi, me consta que se empleaba ese término para designar la hamaca de tela cuyos extremos tenían una cuerda que se fijaba en un árbol u otro lugar para sustentar en el aire la misma, y aislar el espacio del suelo y de los bichos posibles. Es lo que llaman chinchorro en la zona americana.

Un cordial saludo

Fernando
Go to the top of the page
 
+Quote Post
Paco Fernández
mensaje Feb 4 2010, 07:40 PM
Publicado: #22


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 77
Desde: 27-April 05
De: Los Barrios (Cádiz)
Usuario No.: 368



Querido Fernando, aunque no muestre mis comentarios a tus escritos y a los de algunos amigos mas, no significa que no te lea, el poco tiempo que me deja el trabajo (que hay que conservarlo, pues la cosa no esta para tonterias) lo dedico a esta pagina entre otras muchas cosas que se me van quedando atras por falta del maldito tiempo.

Bueno, que me has devuelto al pico que ascendí hace dos años ya al igual que Moncho, y me ha encantado leer las historias que sobre él transcribes, creo que eres un grán estudioso de nuestra querida Guinea y una memoria viva de la que no podemos dejar de aprender lo máximo posible. Por todo ello desearía comprar tu ultimo libro sobre Annobon, por lo que me gustaría me dijeras como puedo hacerlo. Imagino que aún tendras algún que otro ejemplar.

Saludos


--------------------
Paco Fernández
Go to the top of the page
 
+Quote Post
rosen
mensaje Feb 4 2010, 09:57 PM
Publicado: #23


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 942
Desde: 3-April 05
De: Santander
Usuario No.: 354



Fernndo,has escrito un libro sobre Annobón?

Go to the top of the page
 
+Quote Post
fernando el afri...
mensaje Feb 5 2010, 10:50 AM
Publicado: #24


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 1056
Desde: 28-August 03
De: Barcelona/Madrid
Usuario No.: 12



Al amigo Paco, ya le he enviado un correo particular explicándole como le puedo enviar el libro solicitado y a Rosen le agradezco como siempre sus comentarios y le respondo de que de momento no he pensado en escribir la historia de Annobón. Tengo iniciada una novela sobre un supuesto nieto mío que va a Guinea pero está muy verde. Lo primero tendría que volver a Guinea para saber como está la geografía que deseo narrar y todo lo referente a la antropología.

Un abrazo

Fernando
Go to the top of the page
 
+Quote Post
fernando el afri...
mensaje Feb 5 2010, 11:34 AM
Publicado: #25


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 1056
Desde: 28-August 03
De: Barcelona/Madrid
Usuario No.: 12




Expedición al pico de Santa Isabel de 1862, del comandante Teodosio Noeli, el vizconde de San Javier y otros.

.... continuación

A las ocho nos acostamos pensando pasar una noche pacífica y descansar de nuestras fatigas, pero no fué así. Haría cosa de una hora que nos habíamos acostado, cuando casi a un mismo tiempo, nos vimos acometidos todos de un picor insoportable. Encedimos luces y vimos nuestra tienda invadida por el paso de hormigas rojas. Saltamos de nuestros coís y vimos que las demás tiendas tambien habían sido invadidas. Los krumanes por su parte, se habían tenido que salir de su choza. En los primeros momentos todo fué confusión, hasta que el Getma de los krumanes encendió una gran hoguera, y limpiando un pequeño espacio del suelo con los machetes, nos refugiamos en este saitio rodeados de una barrera de fuego, y trasladamos con rapidez nuestras provisiones. El paso de las hormigas en África, es cosa que parece fabulosa, y sin embargo no lo es; millones de millones de hormigas rojas o bravas, como se les llama, tienen su paso periódico de un punto a otro de la isla; todo lo invaden, todo lo acometen, todo lo destruyen. Cuatro horas son suficientes para destruir completamente una res muerta y dejar perfectamente pelado el esqueleto. Cinco horas mortales duró el paso este día, pero no pudimos dormir nada en toda la noche, pues las rezagadas, con sus picotazos, nos impidieron descansar. Es uno de los tormentos más horribles que puede uno imaginarse.

A las siete de la mañana siguiente un ¡ hurra! lanzado con gan entusiasmo por los krumanes, nos dió a conocer la llegada del capitán de ingenieros que con su voluntad y piernas de hierro, habia andado en veinte horas lo que nosotros habíamos tardado en recorrer cincuenta y ocho. Al bosque y sitio del campamento pusímosle el nombre de Bosque y campamento de las hormigas. Reunidos ya, emprendimos la marcha siempre hacia el Sur por medio de bosques impenetrables, pasamos diferentes cañadas cubiertas de una especie de hierba muy parecida a la yerba buena en su olor y a la menta en su sabor.

Antes de llegar al sitio donde debíamos formar el campamento, nos encontramos con un alemán amigo nuestro, gran botánico, llamado mister Mahan, el cual viajaba por cuenta del gobierno alemán para formar la flora africana, y hacia tres meses estaba en Santa Isabel de Fernando Póo. Le acompañaban ocho krumanes del consulado inglés, con sus víveres, equipajes y caja de colecciones. Unido a nuestra expedición, llegamos al sitio donde colocamos el campamento. Allí curé a un kruman , que al cortar leña se había herido en una pierna. Escribí al general Gándara el diario de nuestra expedición y del buen estado de nuestra salud. Diez krumanes que por efecto de la variación de la temperatura habían sido atacados de la disantería, y el kruman herido, fueron encargados de llevar la carta al gobernador.

Al amanecer del día siguiente emprendimos nuesta caminata, proponiéndonos llegar aquel día a la falda del pico, pues habia llegado a 7.000 piés sobre el nivel del mar. Conforme íbamos andando el aspecto del bosque era diferente: se notaba perfectamente el cambio de zona por la vegetación; el bosque era más claro, la vegetación menos lozana; de cuando en cuando encontrábanos piedras basálticas; a la maleza de las primeras zonas había sucedido la especie de hierbabuena de que ya he hablado, y una especie de gramínia de la que había inmensos prados a la derecha e izquierda. De repente nos encontramos con el camino casi completamente cortado; parecía que se había interpuesto entre nosoros una muralla; tan pina y alta era la cuesta que se presentaba a nuestra vista. Despues de tres horas de fango y piedras llegamos a la cúspide. Dede alí la vista era magnífica, veíamos el pico de Santa Isabel, que casi lo tocábamos , a nuestros piés el mar,en el horizonte la costa africana y el pico de Camarones. Buscamos un sitio más a propósito para descansar.



.....continuará


Fernando el Africano
Go to the top of the page
 
+Quote Post
fernando el afri...
mensaje Feb 6 2010, 01:21 PM
Publicado: #26


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 1056
Desde: 28-August 03
De: Barcelona/Madrid
Usuario No.: 12



Expedición al pico de Santa Isabel de 1862
___________________________________
... continuación

A las cinco de la mañana del día siguiente después de haber dejado atrás la región de la vegetación, llegamos al pico de Santa Isabel.

Un grito general de ¡ Viva la Reina! ¡ Viva España! fué nuestra toma de posesión. En un palo izamos la bandera española, y recogimos una botella que había en el suelo medio enterrada, con varios papeles dentro, que decían haber subido al pico de Clarence, nombre que antes tenía, primero el señor Beecroft, gobernador que fué de la isla, y otro papel en que constaba haber hecho el año anterior la misma expedición los señores Calvo, Pellón y Loglan. Allí almorzamos y las vistas de que gozábamos en aquellos momentos premiaron los trabajos y sufrimientos que nos había costado la ascensión.

La costa de África se presentaba a nuestros ojos como un inmenso panorama; el bosque en toda su extensión, grandeza y verdura; el pico de Camarones a nuestra derecha, y a nuestros piés la bahía de Santa Isabel con su naciente población y las bahías de San Carlos y Concepción. El terreno volcánico sobre el que estábamos y los grandes cráteres que nos rodeaban, daban un tinte pintoresco y sublime a aquel precioso cuadro.

Después del almuerzo y del último brindis por la salud de los expedicionarios, colocamos los papeles que habíamos hallado en la botella y levantamos el acta de nuestra expedición colocándola después en la misma botella.

El comanante Noeli, mister Wilson y yo, nos propusimos dormir aquella noche sobre la misma cima del pico, para lo cual hicimos trasladar nuestra tienda. La noche fué terrible, el viento nos derribó la tienda tres veces, pero al amanecer, el cielo completamente despejado, nos dejó ver toda la costa de África hasta Boni, en la embocadura del Niger, el pico Camarones, la entrada del Gabón y la isla portuguesa del Principe *.

Todo el día lo pasamos en recorrer los cráteres cercanos, y el teniente Rodriguez y mister Wilson apòstaron cuál de los dos bajaria el primero al inmenso cráter del Santa Isabel. El teniente Rodriguez ganó la apuesta; pero viéndose alcanzado por su rival se echó a rodar, cayendo sobre un montón de cenizas y lava menuda, sin causarse más que alguna pequeña contusión, pero España había ganado a Inglaterra.

El capitán Corsini descubrió y tomó posesión de un crater, al cual dió el nombre de Agustina, 8.411 piés sobre el nivel del mar, y yo por mi parte bajé al más moderno, situado al Este del pico de Santa Isabel, y allí, ayudado de dos krumanes, tracé con grandes piedras de basalto y lava el nombre que yo quería dar al cráter, era el del título de mi padre, Fabraquer.

Este cráter es sin duda el más moderno, de la isla, y el que según opinión general, ha estado más tiempo en combustión, por las señales que tiene a su alrededor, el azufre que se encuentra cristalizado, la gran cantidad de ceniza y el estar completamente desprovisto de vegetación.

Toda la tarde la pasamos recogiendo leña, a las ocho y media se prendió fuego a la gran pira, y los krumanes empezaron a bailar alrededor de ella; pero su entusiasmo rayó en frenesí, cuando vieron contestada nuestra señal por el gobernador Gándara. Momentos después los reyes de Basilé y Banapá contestaron tambien a la señal.


*
Me parece improbable que pudiera ver la isla de Principe e incluso la embocadura del Niger.


.... continuará.......


Fernando el Africano
Go to the top of the page
 
+Quote Post
fernando el afri...
mensaje Feb 8 2010, 12:40 PM
Publicado: #27


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 1056
Desde: 28-August 03
De: Barcelona/Madrid
Usuario No.: 12



Expedición al pico de Santa Isabel de 1862
__________________________________

...continuación

A la mañana siguiente, Aguilar, Rodriguez y Estrada se habían dedicado a la caza, matando dos antílopes y cogiendo vivo a un pequeño antílope que llegó a domesticarse de tal modo, que andaba suelto por el cuartel y entrando en los pabellones. El antílope de Fernando Póo es de piel oscura y del tamaño poco mayor que un galguito inglés; es el animal más lindo que yo he visto, esbelto, ligero y sumamente fácil de domesticar. Su carne es sabrosa y parecida a la del ciervo; es un ciervo en miniatura. Por desgracia abunda poco en la isla, sobre todo en las bajas regiones pues los bubis les hacen una guerra a muerte por lo sabroso de sus carnes.

Yo llegué hasta una cortada inmensa, formada la mayor parte de piedras basálticas, y en cuyo fondo corría un riachuelo. Vi infinidad de monos saltando de un lado a otro, pero no me fué posible tirar a ninguno, pues la bajada del precipicio era imposible. Estuve largo rato distraido viendo los saltos y contorsiones de los monos, a los que me entretenía en tirar pedacitos de pan. De repente huyeron todos sin que al principio supiera la causa. Traté de averiguarla, y vi un enorme majá ( serpìente) que se había apoderado de un mono y tranquilamente se lo estaba comiendo. Puse dos balas en mi escopeta de dos cañones, disparé, y logré matarle destrozándole completamente la cabeza. Al recoger la baqueta que había dejado en el suelo, noté una preciosa flor de forma de azucena, que corté y coloqué en mi sombrero. Llegué al campamento, donde me estaban esperando para comer, y al verme mister Mahan, me dijo, cogiéndome la flor que llevaba en el sombrero:
- ¿ Donde habeis cogido esta flor?
- A la orilla del precipicio que está frente al cráter Agustina, le contesté.
- ¿ Sabeis qué flor es esa? me dijo
- No, le contesté; no soy muy fuerte en botánica.
- Pues es, me dijo, la azucena de Abisinia ejemplar sumamente curioso y raro que yo he estado buscando largo tiempo y no he podido encontrar.

Después de comer volvimos al lugar para buscar otra flor pero no la encontramos. Así que el sabio botánico tuvo que contentarse disecando con el mayor cuidado posible la azucena de Abisinia, sin poder ofrecer al jardín botánico de Berlín otro ejemplar, pués con gran desesperación suya, uno de los krumanes le enseñó la cebollita de la azucena completamente mordida y deshecha por los monos.


Seis días habíamos tardado en la ascensión, dos días, y con breves descansos, tardamos en la bajada, pero llegamos completamente llenos de agujetas.

Uno de los motivos que nos hizo bajar con más rapidez fué la llegada del vapor Leon con el correo de España.

Gándara nos salió a recibir ansioso de conocer los detalles de la expedición. En el salón de la casa del Gobierno, se lo referimos mientras tomábamos un ponche con que nos había obsequiado. Al dñía siguiente en el cuartel y en el salón de la comandancia, oficiales y empleados bebíamos alegremente las doce botellas de champagne que el teniente Rodriguez había ganado al cónsul inglés interino M.F. Wilson, en su bajada al cráter.


Fin de esta expedición y fin de este apartado dedicado a las expediciones al pico



Fernando el Africano
Go to the top of the page
 
+Quote Post
fernando el afri...
mensaje Mar 1 2010, 09:48 AM
Publicado: #28


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 1056
Desde: 28-August 03
De: Barcelona/Madrid
Usuario No.: 12



De esas coincidencias de la vida, el otro día pasé por una tienda especializada en libros antiguos, donde habitualmente adquiero algunos ejemplares, y me encontrçé uno titulado HISTORIA DE LAS ASCENSIONES AL PICO DE SANTA ISABEL, escrito por A. Moreno Moreno, editado en 1953, en cuyas 42 páginas vienen muy detalladas estas expediciones científicas y de caza al Pico. Por comentar alguna de las que he leído resalta que el doctor Huerta es uno de los que subió más veces al pico, y en una de sus expediciones se quedó cazando en la zona 20 días. Periodicamente unos cazadores le subían leña y el agua indispensable para su mantenimiento.

El doctor Huerta, que lo conocí, cuando era yo niño y paciente suyo, me llama la atención que subiera tantas veces, ya que tenía el aspecto de un hombre pequeño y débil( lo que en, siempre gaña el aspecto). Este doctor era famoso en Santa Isabel, y le llamaban doctor ATEPE, ya que aunque te doliera la cabaza, siempre, te recetaba atepe( un antipalúdico) que tenía el efecto de ponerte amarillo, así que media Santa Isabel éramos casi chinos.

Fernando el Africano
Go to the top of the page
 
+Quote Post
rosen
mensaje Mar 2 2010, 11:01 PM
Publicado: #29


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 942
Desde: 3-April 05
De: Santander
Usuario No.: 354



Sí que hay casualidades. Hace poco conocí a un señor que era engrasador de máquinas del Pamplona cuando recogió a la gente que salía para España en el 69.

Yo creo que se ponía uno amarillo con el ATP si se tomaba a diario. Si se tomaba de vez en cuando no sé yo ....
Go to the top of the page
 
+Quote Post
fernando el afri...
mensaje Mar 3 2010, 11:08 AM
Publicado: #30


Usuario registrado
***

Grupo: Miembros
Mensajes: 1056
Desde: 28-August 03
De: Barcelona/Madrid
Usuario No.: 12



Querida Rosen:

La verdad es que con los antipalúdicos era curioso. Cuando llegué a Santa Isabel en 1942, se tomaba una quinina al día, luego vino el ATP que creo era cada 2 días, y se quedaba uno AMARILLO, al poco tiempo, luego vino el Resochin y la Paludrina que era semanal, y al final no tomábamos nada y la malaria nos visitaba esporadicamente. Entonces bien tapado para pasar el frío y a la par sudar, con una dosis intensiva de medicamento y mucho líquido se te pasaba en pocos días.

Mi madre política que tiene en los ojos una mácula degenerativa, y le tienen que poner una inyección en los ojos de vez en cuando para retardar la degeneración, el primer día que la visitó el oftalmólogo, le preguntó :¿ Vd. ha tomado antipalúdicos? , parece que una de las riquezas que nos trajimos de Guinea es la degeneración ocular.

Fernando el Africano
Go to the top of the page
 
+Quote Post

3 Páginas V  < 1 2 3 >
Reply to this topicStart new topic
1 usuario(s) está(n) leyendo este tema (1 invitado(s) y 0 usuario(s) anónimo(s))
0 usuarios(s) registrado(s):

 



Versión Lo-Fi Fecha y Hora Actual: 22nd October 2018 - 10:52 PM