LA LEYENDA BLANCA DE GUINEA
LA LEYENDA BLANCA DE GUINEA
(1 - Votos)
Escrito por Fernando el Africano   


Hablar pestes de nuestra vida colonial,
para la venta de libros  es vital,

así que todo el mundo habla mal,
cuentan que nuestra Espa√Īa lo hizo fatal.

 

Hasta los tontos se vuelven elocuentes,
para hablar mal de nuestra Nación,
el éxito está, en cuanto más mientes,
lo hacen bien los in√ļtiles de vocaci√≥n.

 

En su vida no han llegado a esa tierra,
lo que cuentan, es puro excremento,
que dicen les ha contado cualquiera,
y eso es todo su  básico fundamento.

 

Otros han hecho una corta estancia,
y ya se dicen en la materia doctores,
hablan con su cl√°sica prepotencia,
contado del colonialismo horrores.

 

Cuentan algunos doctos escritores,
que veinte mil mataron los espa√Īoles,
pese a que quince mil dan los auditores,
que había en aquella isla de horrores.

 

Lo curioso es que esa  matanza demencial,
ocurrió  a final del siglo diecinueve,
cien blancos con un fusil como arsenal,
en un país sin caminos y que siempre llueve.

 

En terreno monta√Īoso que oculta el poblado,
y que para llegar en aquellos tiempos,
uno hubiera llegado agotado,
y lo sabrían los bubis  a los cuatro vientos.

 

Otros que no había ninguna Universidad,
donde la fuente de alumnos universitarios,
el Instituto era donde se daba su capacidad,
y en el curso final éramos dos graduados.

 

Hacer una Universidad para dos alumnos,
es padecer locura o demencia  senil,
o levantar un edificio con humos,
y a los sensatos  querer confundir.

 

Espa√Īa hasta mil novecientos treinta ¬†
Se puede decir que no había aparecido
Y  después vino su Guerra cruenta
Y las dos Mundiales que ha habido.

 

En Guinea el nivel de vida era superior
Y no se pasó nunca hambre ni necesidad
Donde en Espa√Īa era hambre y terror
En Guinea era tranquilidad y prosperidad.

 

Al que  estos versos  no le agraden
Que es la pura realidad del Paraíso
Est√°n mintiendo, no se enfaden
Y que les curen el divieso.

 

Fernando el Africano

Barcelona a 23 de agosto 2010

deja tu comentario

Volver al Desv√°n

Comentarios (2)