A VECES CUANDO ESTOY DORMIDO
A VECES CUANDO ESTOY DORMIDO
(0 - Votos)
Escrito por Fernando el Africano   


A veces cuando estoy dormido,
sue√Īo en ese para√≠so perdido,

sus baleles, sus blancas sonrisas,
su forma de andar sin  prisas.

 

Ese verde exuberante de esplendor,
calles tranquilas de andar sin temor,
ni coches, ni atracos, solo calor.

 

Muchos mosquitos cabreados y atrevidos,
el jején visitando mi curtida piel,
la alegría de ver a todos mis amigos,
la llegada del pleno sol amigo fiel.

 

Esa playa del kilómetro cuarenta y dos,
las almejas escondidas en  sus arenas,
la subida a Baney por Botonós,
atravesando sus espléndidas palmeras.

 

Moka con sus valles y grandes helechos,
luciendo ganaderías y hermosos caballos,
entre la niebla por caminos estrechos,
con lluvias torrenciales y furiosos rayos.

 

Dar vueltas a esa hermosa plaza¬† Espa√Īa,
viendo el "nuevo material" femenino,
cont√°ndoles historias y falsas haza√Īas,
hablando de todo sin pausa ni tino.

 

Un ba√Īo¬† y un wisky en la piscina del Casino,
el partido de tenis desafiando al astro sol,
una vuelta en la moto, Banap√° como camino
mucha marcha, como establecía el rol.

 

Una reunión de todos los del teatro,
hay que preparar una nueva representación,
hacer los decorados entre todos, es el trato,
hay que colaborar por pura vocación.

 

Un partido de competición en baloncesto,
unas risue√Īas admiradoras en el p√ļblico,
nosotros presumiendo con figura y gesto,
ellas mirando con disimulo p√ļdico.

 

De noche, en Anita Wuau, a mover el esqueleto,
a bailar la Maringa con frenético movimiento,
a veces separados, otras bien prieto,
en la juventud hay que aprovechar el momento.

 

El despertar me lleva a la triste realidad,
Los sue√Īos eran ficci√≥n todo era fantas√≠a,
mi cuerpo ya no tiene esa capacidad,
la vida es una  desvariada utopía.

 

Fernando el Africano

Barcelona a 15 de agosto del 2010

Deja tu comentario

Volver al Desv√°n

Comentarios (1)