GUINEA MI CORAZ√ďN DE A√ĎORANZAS
GUINEA MI CORAZ√ďN DE A√ĎORANZAS
(0 - Votos)
Escrito por Fernando el Africano   


Yo ten√≠a una casa en √Āfrica, que no ten√≠a puertas,
entraban siempre amigos no tenía enemigos,

rodeada de palmeras, mangos y huertas,
se oían los cantos de los hombres, de las aves los trinos.

 

Desconocía la envidia, el odio, el valor del dinero,
tenía lo deseable, amaba a todos, no gastaba casi nada,
no me costaba expresar mi pensamiento sincero,
iba donde quería, todas parte me parecía tierra amada.

 

Con un anzuelo y un nylon, pescaba lo que quería,
la caza caía con una simple escopeta de perdigones,
cogía una palometa, un colorado con alegría,
en mi zurrón ardillas y hermosos gorriones.

 

Para jugar al futbol, servía la playa o la calle,
de balón hasta una bola de fuerte trapo,
de portería, unas piedras o cualquier detalle,
el momento, a cualquier hora, en cualquier rato.

 

Mis amigos, negros, blancos, de todos los colores,
para jugar allá no había clases ni racismo,
todo era m√ļsculo, carreras, regatas y sudores,
unos descalzos otros con zapatos, daba lo mismo.

 

Hac√≠amos radio, teatro, baile, m√ļsica, deporte,
unos sabían de estos los otros de aquello,
para cualquier idea existía el amigo, el aporte
se buscaba el dinero, el tiempo para ello.

 

Un día percibí que afloraban odios en el ambiente,
que se buscaban argumentos para la venganza,
que la mirada agresiva se cambiaba por la sonriente
que la violencia injustificada brotaría sin tardanza.

 

Con pena, lágrimas, dolor y tristeza dejé esa tierra,
donde est√°n enterrados mis familiares, hasta mi abuela,
y aunque morir sin verla otra vez no quisiera,
el verla con tantas a√Īoranzas me duela.

 

Fernando el Africano

Barcelona a 1 de agosto del 2010

Deja tu comentario

Volver al Desv√°n

Comentarios (2)